BIENVENIDO

Para el que cayó aca de rebote, por esas cosas que solo Google puede explicar...
NO, lamentablemente aca no encontrara fotos de mujeres de mas de 120kg en poses sugestivas, lo lamentamos, siga buscando y le aseguro que llegara a buen puerto.
Amor de gorda es un equipo de fútbol 9 que milita en el fútbol grande de la Republica Social-Peronista Argentina.

"Verte feliz, no es nada,
es solo un rocanrol del país.
Verte feliz, no es nada,
es todo lo que hacemos por tí."

martes, 5 de junio de 2007

Fecha 6: Amor de Gorda 4 - 4 Disprocio

Beto no le puso titulo.

Queridos seres que me sorprenden día a día comentándome lo mucho que disfrutan la lectura de este humilde blog. Como dije en su momento no pude participar del partido que tuvo lugar el domingo pasado. Sin embargo, no se preocupen, no se quedaran su croniqueta. (Como verán siempre encontramos la manera de llenar los vacios).
Luego de una negociación resumible en algo tan simple como tentar al hombre vicioso. Logré que nuestro famosísimo lateral, B
eto escribiera la crónica de este partido tan interesante y peculiar que jugo Amor de Gorda el domingo que Pantufla dejo la red para enredarse en un mundo de muchos sueños y poco estudio.
Dicho esto los dejo con el Ingeniero Francisco Bettinelli. Yo se que no es lo mismo, pero no sean malos con el ingeniero, todos sabemos que le costo salir del 1+1=2 así que valoremos su esfuerzo. Para que no me extrañen, aunque dudo que esto pase ya que el trabajo de mi colega fue muy bueno, voy a ir agregando a lo largo de la crónica comentarios en cursiva y en letra color bordo (como este). Elijo el color bordo ya que luego de meditarlo durante unos minutos llegue a la conclusión de que la mayoría de las pantuflas son de ese color y
por lo tanto les será fácil para ustedes relacionar la letra con mi humanidad. Voy a mandar mensajes subliminales a lo largo de toda la cronica para que no se olviden de mi.
No se preocupen que voy a imprimirle a esta crónica la cuota de gastadas a Beto que ya forman parte de nuestro folklore y que Beto pensaba que había logrado e
liminar haciendose cronista.

Un gran saludo, Pantufla

Antes de meterme en la tan esperada crónica, quiero dejar en claro una serie de puntos para que nuestros queridos lectores no crean cosas equivocadas al leerla. Primero, sepan que esto no va a ser costumbre, es la única vez que los voy a privar del placer y la libertad de leer a pantufla, y nunca más van a tener q aguantarme. El pibe empezó bien, chupándole las medias al jefe. Segundo, no es esto un acto de vanidad de tratar de igualar a tan buen escritor, ¡Vamos Beto, carajo! es simplemente una aceptación de soborno porque lamentablemente en argentina no solo los políticos son corruptos, también lo somos toda la sociedad, y el que hoy al mediodía haya venido Fede a mi casa con una coca en la mano y me haya dicho “si no escribís la crónica no te dejo siquiera tocarla” fue más que suficiente para que yo me dejará tentar por el demonio y me haya puesto tan difícil objetivo como el de ser leído por una serie de lectores tan exigentes (salvo por algunos boludos como Santi Mitjans) Yo hubiese dicho Beto, pero es el que escribe..

Si voy a hacer una crónica del partido creo que sería impropio no comentar antes la desesperación que sufrió la mayor parte del equipo el día anterior, cuando recién a las casi doce de la noche caímos en la cuenta de que sólo seis jugadores estaban aptos para el partido. Así después de muchos llamados e idas y vueltas, habiendo cumplido nuestro deber cívico, Nosotros no fuimos de los 6.700 que votaron a Cherasny, quiero dejarlo claro. Después la gente anda diciendo por ahí que los de Amor de Gorda son una manga de lisérgicos inmaduros, caímos a las 12 en Ocampo con la asquerosa incertidumbre de si podríamos llegar a cubrir todos los espacios de la cancha. Pero ante la sorpresa de todos, por esas cosas de la vida que nadie puede explicar, esa expresión es del jefe Beeeto, y sumado a una desconexión entre el wacho y nano, no sólo completamos el equipo sino que además llegamos a tener un suplente, un hecho histórico para Amor de Gorda que nunca había sabido superar los 9 jugadores.

Así, después de que cuatro suicidas se ofrecieran a atajar parte del partido (porque arquero no teníamos ni conseguimos) salimos a la cancha formando: Canca al arco – Beto, Gordo, Sigota – Benja, Nano, el Negro – Lepra – Wacho. En el banco el amigo del wacho, Martín, esperando a que los cagones que no quisieron arriesgarnos a atajar, saliéramos y le hiciéramos el cambio. Solo los dos puntos fuertes del equipo: la base de la defensa, el gordo y el creador del juego lindo, Román lepra, se mantendrían todo el partido dentro de la cancha.

Hablar del partido como bien dijo fede (con mayúscula Beto por favor, no es joda mi nombre) alguna vez es algo muy difícil, y mas para un cuatro que tiene una vista panorámica mucho más reducida que la de un arquero. Para hacerla simple, empecemos por el culpable de nuestra derrota que tiene nombre y apellido; cuando iban casi 10 minutos del partido y después de que para la sorpresa de Ocampo entero las gordas metieran el segundo gol (escalofriante) y no sólo estuvieran ganando y “goleando” sino que además estaban gustando, el tres, sigota roque saenz peña hablando de roque saenz peña… que fraude el cuarto oscuro había más luz que en misa, también enfermo por la locura que estábamos viviendo, se animó a afirmar que si hoy ganábamos ganaba Patricia Walsh en las elecciones. No Sigota, como se te ocurrió afirmar semejante utopía, está bien, le dimos fuerzas a Patricia que como revelación política salió cuarta, mucho más de lo que se esperaba, pero... qué gane? Imposible, y así fue como, no sé si por la maldición de sigota o la de los nigerianos que nos miraban con furia desde afuera o bien porque nuestro equipo ante semejante ventaja se asustó y se relajó, Disprocio (que alguien me expliqué que quieren decir con este nombre malísimo sin imaginación) para mi esta bueno Beto… nose.. se nos vino a los humos y en lo que quedaba del segundo tiempo nos bombardeo a pelotazos y provocó que nos fuéramos al entretiempo ganando sólo por un gol.

Cuando esta vez, con el Negro afuera, entramos al segundo tiempo, nuestro optimismo seguía en alza mal... el optimismo es el Némesis de la victoria, porque para quien está acostumbrado a perder, un gol arriba no es un mal resultado, es más me animaría a decir que es demasiado buen resultado. Pero al igual que ocho adolescentes que terminaron quinto año creyendo que el mundo era bueno y pusieron su capital y sus esperanzas en un desconocido que no tardó en cagarlos, igual estuvo bueno ir en carpa, mucho rock, la realidad no tardó en golpearnos fuerte y demostrarnos que nada es perfecto en esta vida: en la primera jugada, y luego de una serie de rebotes y carambolas con mucha mala suerte, el 9 del equipo contrario quedo sólo contra el arquero (nano) un queso, como diria nuestro 9 devenido en arquero y de esta manera llegaron el empate y la desilusión, que volvió a caer sobre nosotros. Nunca tendríamos que habernos alejado de ella.

El resto del partido fue muy parejo, un ida y vuelta aunque con poca humildad me animaría a decir que nosotros fuimos bastante más, lo que se reflejó en que, faltando 10 minutos, nuevamente volvimos a sorprender con dos goles al hilo (mojaron el wacho y su amigo) y un triunfo ya casi asegurado. Ahora con sigota al arco, el equipo nuevamente volvió a quedarse dormido y faltando cinco minutos llego el descuento. No recuerdo bien si antes o después de esté sucedió algo en el partido que realmente nos dejó a todos atónitos y nuevamente nos demostró que el fútbol de Ocampo es diferente al del resto del mundo. Entre medio de nuestra alegría por estar a punto de conseguir nuestro segundo triunfo consecutivo y la frustración de Disprocio de estar por perder justamente con nosotros, de repente de la nada apareció una figura que por lo menos yo tardé una buena cantidad de segundos en descubrir de donde salió. 120 kilos de masa, que al final resultaron ser del arquero rival, después de un despeje nuestro tomaron la pelota en la mitad de la cancha y arremetieron para adelante, pero como si no fuera una sorpresa grande para todos ver un gordo totalmente de la cabeza aparecer de la nada, para colmo el gordo empezó a gambetear, sí! era habilidoso el gordo y dejó a más de un atacante nuestro humillado por haber sido esquivado por semejante ser; sin dudarlo, medio equipo se fue a la guerra contra él, incluso patadas voladoras empezaron a llover sobre el obeso si me llamaban hubiese dejado de estudiar, cosa que realmente no estaba haciendo, con tal de ver esa imagen tan bizarra que no pudo resistir por más tiempo y ante la presión del amor tuvo que largar la pelota dejando a canca, lepra y el wacho en un contraataque inmejorable para meter el quinto gol y asegurar el triunfo, el cual, fue increíblemente desaprovechado luego de que al igual que cuando Wanchope no pudo tan sólo empujar la pelota para que Rosario Central le ganará a Boca, Lepra no pudo concretar un buen tiro y la pelota increíblemente terminó en los pies del único defensor presente en la jugada.

Luego de esto, ya no hay más ganas de contar, así que resumiendo, Disprocio se vino para adelante, y nos empato el partido en el último mísero minuto para bronca del público entero.

Más que esto no hay para comentar, tan sólo en nombre de todo el equipo expresarles nuestro agradecimiento a canca, benja y el amigo del wacho que a pesar de ser domingo por la mañana supieron demostrar mucho amor de gorda y nos ayudaron a casi conseguir los tan queridos tres puntos; y a su vez demostrarle mi agradecimiento al valiente lector que haya sobrevivido a una crónica distinta y también gracias a todos los que votaron por el cambio, por un blog distinto, por tirar abajo la tiranía de Pantufla y Gladys. Con cosas como estas dudo que lo logres

Eso es todo,
Beto









¡No se olviden de Pantufla!

7 comentarios:

gladysssangenis dijo...

Siempre subestimar al contrario

Sirve como estrategia para perder un partido... no es que pueda ser inicio del paso 2,del manual del perdedor, que creo que puede ser un apendice del libro que habria que empezar a pensar en editar... pero si pantufla lo considera pertinente, por supuesto que le cedo el titulo y la idea, ya que somos en el `pensamiento del cronista invitado, los "tiranos" del blog.... jaja... me divierte, besame el anillo beto!!!!!!...
pero no olvides que todo espacio vacio puede ser ocupado por un tro, sin que esto signifique una invasiòn y/o privaciòn de libertades ajenas... hay muchos leyentes y pocos escribientes, y eso si que no es mi culpa... y si hay lectores que disfrutan de mis comentarios, corre por cuenta de ellos y para ellos va mi amor, y tambien para los otros...
Ademàs, Beto, tu comentario me gustò, es otro estilo, quizà menos poetico, a lo mejor dista de lo romàntico, pero como lo distinto atrae por ser intrinsicamente eso, diferente, raro, por momentos con la ingenuidad del que se enamora por primera vez....te agradezco la cronica, ya que no pude acercarme al campo de juego, y sin tu relato, hay detalles que hoy desconocerìa, por ejemplo que pantufla se tomò el dìa para dormir!!!!!!!!! ....no se puede ser arquero y no ir, bah, si se puede. vamos amores que la derrota es nuestra!!!!!!!!.... los quiero...y tengo esperanzas en el mañana.

gladysssangenis dijo...

fe de erratas.
en la linea 11, dice tro, y deberia decir otro.

sigo 3 dijo...

El tiro de lepra termino en la línea de fondo beto, no lo defiendas jajaja
igual el mago indudablemente no tiene la culpa de nuestra asquerosa DERROTA..

un abrazo a todas las gordas, estamos jugando lindo

Aldomovar dijo...

Después de seguir a las gordas por un tiempo por fin me decidi a escribir, no lo habia hecho por que creia - no erroneamente - que no es mi fuerte y que no lograria sacarle una sonrisa a ninguno de los que puedieran llegar a leer eso (si es que ya no lo dejaron de leer). Primero queria decir a beto que la crónica no estubo para nada mal, y más teniendo en cuanta la fuerte adiccion de beto al paco, pero para la próxima que vuelva Pantufla.
Despues queria decirle a Gladys, sin que se ofenda, que el manual para aprender a perder, escrito ni mas ni menos que por un hincha de ferro, busca enseñarnos a convivir con la derrota, incluso llegar a querarla. Por eso, me parece que esa frase, que dice como perder, no tendria que ir al manual.
Se que los aburri, y que seguramente digiste si al leer eso, pero beto me amenazo para que deje algun comentario, y despues del mensaje que dejo el otro dia ya cualquier cosa se puede esperar de beto. Adios

Pantufla dijo...

Aldo, yo te doy...segui asi de churro , potro

galgo -5- dijo...

gladys cheta anticumbia...
abrazo

gladisssangenis dijo...

Queda alguna duda??
ayyyy.... mi dulce gallego, no estoy al borde de un ataque de nervios, ni me ofenderìa por tu comentario, solo propuse un apèndice, mi pretenciòn era muy humilde... aunque alguno crea que soy cheta, tengo un perfil rebajo, ni ahì, tipo naa, que mi autoestima sea la de una creida, nada, o sea, digo, naa, igual lo voy a hablar con mi terapeuta, tipo que le voy a contar mañana a Tangona mientras entreno para que me diga que piensa èl, y si no, tipo que ....que les decia?...me olvidè, y justo llego mi sesion de constelaciones... los dejo, maaaaaa atende mi nextel....bye!!ah... que copado el galgo, son los flacuchos que corren no??? me matan!nos vemos en el soho.

Pantufla recomienda leer Amor de Gorda ebrio.
Si tomaste, no manejes, lee Amor de Gorda