BIENVENIDO

Para el que cayó aca de rebote, por esas cosas que solo Google puede explicar...
NO, lamentablemente aca no encontrara fotos de mujeres de mas de 120kg en poses sugestivas, lo lamentamos, siga buscando y le aseguro que llegara a buen puerto.
Amor de gorda es un equipo de fútbol 9 que milita en el fútbol grande de la Republica Social-Peronista Argentina.

"Verte feliz, no es nada,
es solo un rocanrol del país.
Verte feliz, no es nada,
es todo lo que hacemos por tí."

lunes, 26 de mayo de 2008

Es solo Amor de Gorda, pero ya es mucho para vos… (PARTE I)

PARTE I (Comentarios de Beto y de Pato)
Cambalache. La peor actualización de Amor de Gorda jamás escrita. La que tu vieja no te dejaría probar. You shall not pass...

Fue un 18 de abril del 2007, hijo de un teclado acomplejado con el alcohol. Pantufla, escapó de un vaso boca abajo y se reflejo en la pantalla convirtiéndose en el claro de un oscuro.
Un año de la mano de Amor de Gorda. Iniciada como página de un equipo de fútbol y a medida que la realidad dejaba de ser un espejo, convirtiéndose en un abstracto universo, simpático y refrescante, descafeinado para el lector ocasional y ocioso.
Un año agazapado entre las sombras, tratando de encontrar la manera de matar a Pantufla. Pero la gente lo quería tanto. Finalmente, como el mismo nos enseño… aceptamos nuestra derrota. ¿La aceptamos?
Un año, y justo cuando nos estábamos quedando sin balas de plata, la abuela nos abraza, nos besa, nos pasa sin que Mamá se de cuenta el habitual sobre que tan bien nos vienen en navidad, año nuevo, cumpleaños y porque no en el día del niño. Nos mira y nos dice: “¿Qué se siente?”, nuestro cerebro se burla de la nona y retruca con un: “¿¡Que!? ¿Se siente?”
Dos preguntas, todos los claroscuros que entraron en Amor de Gorda. Será culpa de todos…perdón Abuela, los tiempos han cambiado.
Pero allá fuimos, al infinito y más allá escapándole a lo efímero, a las victorias que nos convertían en vegetales. Así vas a ser el más premiado de la morgue, nene. Y si algunos lo entendieron, valió la pena.

Los hechos que sucederán a continuación pueden no tener lógica, resultar inconexos, desorganizados en el espacio tiempo, caóticos y con graves errores. No busca ser una obra literaria para que estudien y analicen los estudiantes de Filosofía y Letras entre trips de anfetaminas, busca ser un fiel reflejo de la realidad, el peor de los trips. Como reza un rocanrol en Pantuflas “Controlá esa ansiedad, lo vas a ir entendiendo de a partes, te adelanto un secreto, el cambalache no es azar”

Estamos seguros que agarramos la calle correcta, nos lo dice nuestra Guia “T” de bolsillo, escrita y diagramada por Luis Alberto Spinetta, musicalizada por Fito Paez. Doblamos confiados en la esquina y pasan 100 autos a contramano. ¡¡¡Se volvieron todos locos!!! No, la culpa debe ser nuestra. La culpa siempre es nuestra.
Buscamos en internet el trastorno de personalidad que más nos caracteriza. El siglo XXI nos ofrece una góndola repleta de psicosis, paranoia, depresión, disforia, abulia, etc. Elige tu propia aventura. Esquizofrenia es demasiado doctor, por favor, no me diagnostique eso. Borderline suena mejor, hasta tiene su lado Palermo SOHO, neo-pop contemporáneo. Somos todos pájaros… que lindo, que bello, ¿vamos a Plaza Francia?
Un gran talento conlleva una gran responsabilidad, nos dice Superman que pasa volando y se va. Y así crecimos. Entre superhéroes y sueños grandilocuentes, viajes al espacio y primeros en la luna, piratas del caribe, y allá en el pedestal la victoria individual, el héroe bonito. Herencia anglosajona. Idioma para el cual te quiero y te amo son exactamente lo mismo.
El templo de momo marcaba el pulso del trip. En el carnaval de la democracia, impostura de la impostura, una orgía de baja fidelidad y la mayoría era un toro emputecido, mientras nosotros bailábamos semi-desnudos en el corral y teníamos calzoncillos colorados. (¡Ay! ¡Dijo colorado! ¡Que grasa gordi! ¡Que grasa! – Si tu cerebro no tiene espacio para sinónimos no sigas leyendo.)
“Nadie te obliga a quererme” dijo una vez Juano Tami, filosofo argentino y guacho pulenta si los hay.
Me pare frente al Dakota con una peluca que me alargaba el pelo hasta las espalda y me puse a cantar imagine con un tiro al blanco tatuado en el pecho.
Era solo rocanrol, pero ya era demasiado, asesíname, asesíname.
Se rieron de la parodia, ningún cristiano nos hizo el favor de pegarnos un tiro, ni siquiera pudimos morir frente al Dakota, y se nos aparece Enrique Symns, que nos dice que el amor se muere, y lo miramos a los ojos y le decimos “¿Qué hay que hacer entonces?” pero no dice más.
Terroristas, traficantes del Apocalipsis, vendedores de realidad en formato portátil desfilaron con más éxito y más aplausos. También un héroe del whisky, revoloteaba por ahí, esgrimía el vaso y hacía bailar a los hielos con elegancia. Un revolucionario, sometido a los limites y el universo de símbolos propuesto por su disfraz, su truco le hacia ganar nenas bohemias. Y ellos chusmeaban, solo sabían llorar por minas y por guita y tenían todo clarito en el lavi-rap.
Del otro lado de la moneda de la disidencia y siempre menos espectacular, mucho menos, quiso alinearse Amor de Gorda. Nunca supimos tomar con elegancia. ¡Puaj! Reviviendo el amor letal. Nuestros peligros insensatos… por demás otra vez. ¡Gulp!
A fin de cuentas ni siquiera pudimos alinearnos ahí. Y quedamos parados en medio de la nada, en bolas y a los gritos, así atravesamos una locura que no siempre fue graciosa. Una radio azarosa en mi cabeza, decía Enrique, una radio donde uno ni siquiera podía sintonizar el dial, la perilla se movía sola y el azar de las Am/Fm podían depositarnos en el claro o en el oscuro, estación lunar… lunático, blanco, presa de mi amor y masticando el frío marginal. Si el dique se rompiera antes del tiempo estimado nos encontraremos en el lado oscuro de la luna.
Las almas libres huían a un bar, a tratar de salvar la conciencia. Amor de Gorda fue y será una porquería, ya lo sé. Que desperdicio. Te mintieron pichon, ser feliz es al revés… adaptate si podes… ¡si podes!.
Todos los idealistas terminan conduciendo un taxi.
Y el que da la anestesia, ríe con demencia y se escucha el morir.
Pantufla se detuvo. Tomó el vaso y se lo extendió a Lepra inclinándolo, este tomo la botella y empezó a servir.
- Parece que esta llegando gente – Dijo Lepra, mientras terminaba de llenar el vaso

- ¿Si? … a ver… ¡BETO PRENDE LA LUZ QUE NO VEO NADA!

- No hace falta que grites, estoy al lado tuyo.

- Uh, perdóname, pasa que no veo un carajo
La luz se prendió
- Buenas, ¿me perdí de algo? – Dijo Pato parado con la mano en el interruptor.

- No, un toro nos quería culear pero ya se fue – Respondió Pantufla

- Uh, que bajon…

- Igual ahora en un rato viene Juli – Dijo Aldo mientras salía del baño, se acomodaba los pantalones y sonreía perversamente.

- Para mi agrandas todo, polarizas las cosas…. – Dijo Beto

- ¿De que hablas? – Pregunto Pantufla

- De lo que decías… además te perdes por el aire y nunca hablaste de como empezó Amor de Gorda

- A esta altura ni me acuerdo… ¿Vos te acordas?

- Si, es la historia de un amor. De eso te olvidaste. De un Amor de Gorda. Fue hace bastante más de un año. Enero del 2007. Ya hacía un mes que el mundo moderno nos había mostrado su parte no tan linda. Su sucio culo azul dirás vos…

- “si el cielo sacudiera su viejo culo azul y las ventanas católicas de los edificios explotarán, igual habría un anciano babeando fantasías sobre las piernas de una muchacha, e igual habría todos esos tipos con caras de clavos sonriendo por las calles del mundo” Lo dice Enrique Symns

- Da lo mismo, continúo, hablo de esa parte que se nos había ocultado y que como un ladrón de garras feroces, nos robo nuestra inocencia. Era todo tan lindo en un mundo tan inventado.

- Bueno, tampoco éramos tan buena onda…

- Ni tan calvo ni dos pelucas – Dice la Abuela de Beto que se asoma por la izquierda disfrazada de Ramón Díaz y se va.

- No importa, estoy haciéndome el que escribo bien. Llegamos ese Enero a Costa del Este. Ciudad del amor y la paz, a reposar y pensar. Nuestros delirios sanos sólo eran interrumpidos por los capos de los cuatriciclos, que con sus ruidos motorizados nos querían decir que nuestro mundo estaba siendo inundado por aquél mal espíritu que hace tiempo nos venía persiguiendo y del que queríamos escapar. Aún en este pueblito desconocido, que en la mente de muchos sólo figura por ser vecino de la gloriosa ciudad cabecera del todavía más glorioso Partido de la Costa, Mar del Tuyu,. Con tanto tiempo libre nuestras cabezas pensaron demasiado, y proyectaron ideas demasiado grosas, como el utópico intento de juntar en un solo lugar nuestras ganas de comprar un súper poncho, de recorrer el país y el mundo en honor a Marley, no Bob.

- ¿Cómo se llamaba el programa de Marley? – Preguntó Pato.

- Ni idea, lo que importa es que entre tanto ida y vuelta asomó una idea más modesta, una idea que humildona que por lo bajo se fue asomando; empezó de a poquito. En mi mente, obvio…

- Eso habría que discutirlo – Dijo Pantufla.

- ¡Dame un poco de credito che! Era más consistente y real que las demás y fue tomando forma. Se trataba de las ganas de formar un equipo entre amigos. Algo simple y común. Pero le faltaba la pócima mágica, el ingredientes X. Hacerlo por amor nos seducía demasiado. Vaya paradoja - es increíble como te estoy mejorando el texto Beto, la gente debería saber que no sos vos el que agrega este tipo de cosas.- Y así la rueda mágica empezó a girar, en Baires (como le gusta decir a Fito), fue Nano quien tomó el papel de capitán, averiguó canchas y terminó de reunir jugadores. Ocampo resulto la mejor oferta, se presento como una selva que necesitaba ser explorada y la mejor elección para aquel viaje eran nueve niños de extraña madurez que realmente no sabían lo que les esperaba; nunca imaginamos un ambiente tan bizarro, en un torneo de fútbol. Amor de Gorda. Que bello. El tema del nombre del equipo fue una encrucijada. Estuvo marcada por tantas casualidades, que la llegada a él estoy seguro que no fue casualidad. AMDG. A mayor gloria… En fin, venía super colocada. Por lo menos en el universo de seres que me rodean nunca nada termina como proyectaba al dar el puntapié inicial, el nombre tardaba en llegar pero fue una noche en lo de Fede cuando ciertas anécdotas salieron a la luz. Todas ilusiones, no las crean si las escuchan….

- Jaaa Betonel tonel tonel – Dijo Juli interrumpiendo y entrando en escena.

- Callate Julían.

- Callate vos Beto

- Callate vos Julián

- Callate Beto

- Uy Juli no empecés

- Callate Beto

- Juli la puta que te pario

- Callate Beto

- ¿Cómo subiste Juli? – Preguntó Lepra

- No se…

- Callate Juli

- Callate Beto

- Bueno loco, déjense de joder – Dijo Pato – Volvamos a lo que estábamos hablando que estaba bueno. Yo creo que...
Hace tiempo que venía evitando este momento, debo confesarlo, por mucho que le duela a mi amigo Pantufla. La razón, concreta y asequible a cualquier persona que alguna vez haya sentido agitarse en su interior el deseo de escribir, de comunicar, de expresar, es que no me sentía inspirado. Perdido estaba en los avatares de la vida facultativa, donde el arte y un amor como este que sentimos, un amor con un ligero sobrepeso se pierde en un mar eterno, sin fin; sus mezquinos vientos no llegan a henchir las blancas velas de la imaginación.
Pero por suerte, nada dura para siempre, y hoy, tarde de domingo, la calma del mar ha cesado. Una tormenta se ensañó con mi pequeño navío. Porque he sentido en carne muy propia las desventuras del des-amor, hace pocas horas. Fui asaltado. Violentado. Y eso me hizo pensar en otras cosas. En cosas grandes, como el espíritu que anima la fraternidad obesa, en el amor después del amor, y en el cuarto de al lado.
Vivimos en un mundo, y es un jardín hermoso, pero guay de quien se pierda en él. El suceso de ayer no es más que una confirmación de que el que no corre, vuela. Y el que no se aviva, muere. Ayer sentí el rigor del rencor y la necesidad que enloquece al hombre, que lo priva de toda consideración por el otro.
Que suerte que nosotros tengamos la posibilidad de vivir de otra manera. De tener un refugio al cual volver cuando estamos golpeados. Refugio a cual vuelvo el este día de hoy. Y desde el cual salgo a enfrentar el mundo, ofreciéndole nuestro amor. Hablo de Amor de Gorda y durante el año pasado, AMDG fue...tengo que decirlo: mágico.
Mágico porque yo jugué solamente 2 partidos, y aclaro que el primero fue el mejor de mi vida. Fue el histórico 2-2 contra el combinado del país de los Gorditos Graciosos (UBA), ubicado entre Andorra y Nueva Zelanda (pasaje de ida y vuelta en Aerolíneas Mi nombre :USS $ 1200. ¡Ah!, y te dan de regalo el presente típico que se le da a los forasteros: una remera de fútbol que dice, donde debería ir el nombre del agasajado, "Mi nombre"). Llevan la comicidad y el ingenio en la sangre y ese es el chiste nacional. Pero volviendo al partido y dejando aparte la satisfacción de mi ego burlándome de aquel genial ser, eximio delantero y Don Juan (Beto quedó perdidamente enamorado de su generosa figura) que motivó este comentario (NO ESTOY HABLANDO DE PANTUFLA), fue un partido místico. Nunca había jugado contra un equipo tan malo. Nunca había visto tantas incoherencias. En resumen, nunca había visto a la realidad tan violentada, (y aunque Pantufla me pida con una sonrisa que emula placer genital que escriba sobre la realidad violentada lo voy a evitar ya que para mi Amor de Gorda es un refugio de Amor). El penal que no fue, el tardío ingreso y temprana salida de la Sigoprotoneta al campo de juego...Por eso, y por mucho más, por todo el amor que he sentido, gracias a todos los que hacen que el amor de gorda se manifieste en mi vida.¡¡¡Vamos las gordas!!!



- ¡¡¡Qué flash, loco!!! – Dice un hippie ignorante de Plaza Francia, aturdido por la experiencia psiconautica

- Arte, claramente arte. Es increíble como Pantufla demuestra lo que quiere expresar generando una ruptura del espacio tiempo y llevándonos a una confusión mental que produce en nosotros la perdida de la trama, del hilo. La red de ideas que nos atan a esta realidad se parte ante nuestros ojos cuando Pantufla agrega el comentario de Pato sin editarlo, sin ajustarlo al texto como hiciese anteriormente con el de Beto. Que dicho sea de paso queda irresuloto, incompleto. ¿Lo notaron? – Dice un hippie intelectual tomándose todo con la naturalidad de quien ve la realidad desaparecer frente a sus ojos pero ha leído a Bukowsky y a Truman Capote, y mientras tanto le acaricia el miembro con una margarita a otro hippie que, aunque sus compañeros todavía no lo saben, ha muerto hace 1 hora por inhalar demasiado liquido refrigerante para bicicletas a motor.

- Para mi habla de la libertad de expresión, de que hay que expresarse libremente sin ataduras temporales, de las madres de plaza de mayo, el mundial del 78, de malvinas, de los desaparecidos y de los militares – Un hippie que volvía de la UBA

- Para mi habla de la merca loco, fija. Yo no la cambio por nada, cuando empieza a cabalgar, Ñan fri fruli fali fru – Un fanático de los redondos

- Para mi habla de una clara pobreza lingüística del autor, que en su incapacidad por resolver el comentario de Pato para adaptarlo al texto, lo pone tal cual y engaña a los ignorantes pero no a nosotros que fruncimos el seño y nos comportamos maduramente como debe ser para una persona de nuestra edad – Un simple mortal, probablemente profesor de Lengua de alguna universidad privada.

- Lo que pasa es que es un vago, nunca va a cambiar, ni tiene ganas de esforzarse para hacer lo único que le sale bien que es escribir. Es un vago… este pibe… que desastre, toda la vida igual – Mi vieja.

- La vanguardia es así – Charly Garcia que aparece por el costado de la pantalla me tira un vaso de Guisci grita “Say no more” y se va a las puteadas.
Palais de Glace. Una señora se acerca al artista que esta parado frente al cuadro en la sala de exposición
- Disculpe la ignorancia, Peeero, ¿qué quizo decir?

- Bueno naturalmente inspirado por la negativa de mi colega Patricio a hacer mención a la realidad violentada y lo aburrido del comentario de Beto, decidí ponerle un poco de pimienta al asunto. De esta manera violente la línea del espacio, demostrando que no existe refugio alguno, no hay donde escapar y que la no mención de algo no garantiza su no existencia. Ya no se puede andar tranquilo por la calle. Mucha droga en Buenos Aires ¡Señora! En pocas palabras que usted no sepa lo que es un Iajeuiasnarty, no quiere decir que no exista un Iajeuiasnarty. ¡¡¡Mire por la ventana, acaba de pasar uno!!!!
La mujer confiada se da vuelta
- ¡Uy! Que lastima se lo perdió. Son aves muy veloces ¿Sabe?

- ¿A usted le parece correcta, racional, adulta su actitud?

- ¿A usted le parece real lo que esta ocurriendo?



Lepra abrió los ojos. Beto seguía hablando.
- …Amor de Gorda resulto ser el nombre perfecto. Como la mujer perfecta, apenas se cruzo por nuestra mente no lo dudamos ni un minuto, era tan perfecto que asustaba…

- ¿Loco estas bien? – Interrumpió Pantufla sorprendido por la cara de espanto del astro obeso Alvaro “Lepra” La Pira.

- Tendríamos que dejar la birra – Dijo mientras se servía otro vaso – Hay algo que no entiendo... ¿Dónde estamos, por donde entra la gente, cuando llego Julián, cuando hizo el comentario Pato si Beto sigue hablando?

- No se Lepra, ¿te parece real esto que esta pasando? Para mi son solo letras agrupadas de manera legible. Son solo letras, son solo palabras… ¿Por qué esa obsesión por hacer que parezca real? – Dijo Pantufla mientras cargaba nuevamente su vaso que volvía a estar tristemente vacío
Lepra no respondió, simplemente se volvió a servir.


- Eso de ver el vaso mitad lleno, mitad vacío es una boludes típica de los optimistas de calendario que viven su vida a base de frases como las que inundan este texto. Mentes enfermas que nos gobiernan el inconsciente con definiciones y certezas. El vaso siempre esta lleno hasta que no queda nada más. El vacío es la nada total. Y el vaso siempre esta lleno, lo que cambia es con lo que lo llenamos. Pasa que es más difícil aceptar que el vaso esta lleno de boludeces que decir “yo soy un optimista re copado y la vida me sonríe porque veo el vaso medio lleno” – Le dijo Fede a Pantufla con toda su oscuridad.

- Entiendo, otra persona diría que estas viendo el vaso mitad vació… o la mesa mitad grande. Podemos hacer que los vasos siempre estén vacíos y los personajes los estén llenando siempre. – Dijo Pantufla con el corazón, literalmente, en las manos e iluminando la reflexión para embellecerla.

- Me parece una gran idea, a veces hasta me siento feliz de trabajar con vos.

- Yo siempre estoy feliz de verte volver.

- Me parece que me quede sordo de un oído




- ¡¿Y ahora que paso loco?! ¿Qué me diste chabon? Esto pega mal

- Arte… claramente arte…

- Para mi habla de la merca…

- Los milicos…

- Es un vago…

- La vanguardia…

- “Otra vez esas voces en mi cabeza” Pensó Lepra y ya sin fuerzas para escapar del mal viaje se dejo caer en el delirio. Los demás solo pudieron ver como se desplomaba en el suelo.
- ¡Uh loco! ¡Se desmayó Lepra! – Dijo Beto interrumpiendo su discurso.
TO BE CONTINUED…
(Cortina músical)



Escenas del próximo capitulo:
- Y ojala lo entiendan; Amor de Gorda es simplemente Amor de Gorda
- Me gusto eso… Dijo pantufla
- ¿Qué cosa? – Pregunto el Gordo emocionado.
- El remate… Y ojala lo entiendan; Amor de Gorda es simplemente Amor de Gorda. Me encanto… Ojala que lo entiendan.

- ¿Madre, porque no puedo casarme con Maria Luisa?
- Juan Alberto no puedes casarte con Maria Luisa porque…. es tu hermana
- ¡¡¡¿¿¿Cómo???!!!¡No puedo creer que me hayas ocultado esto durante toda mi vida!
- ¡Oh hijo!¡Perdóname debi decírtelo antes! Lo se soy una mala madre, pero no le digas nada a Maria Luisa
- ¿Qué es lo que Juan Alberto no debe decirme Rosa Claudia? – Maria Luisa entrando por la puerta en ese mismo momento.

- ¡Es el guacho! - Grito Lepra que se había asomado a espíar
- ¿Guacho que haces ahí?
- No se, pero ayúdenme a salir, estoy acá hace 4 días

Y no se olvide de participar de nuestras rutilantes encuestas. Proximamente, reflexiones sobre la reencarnación en el Siglo XXI. ¿Con amor o sin amor? Todo esto y muchos más tumores de los que su cuerpo y su mente pueden soportar en la próxima actualización de Amor de Gorda.

3 comentarios:

Betonel dijo...

"te amo desde el primer momento en que te vi... aunque no es tan facil de decir, y defino lo que siento con estas palabras, te amo" q groso amdg, parece muerto para algunos, pero para los entendidos, recordemos como ricardo nos salvo de ese vuelta de bella vista q nos quiso maltratar. Hoy mas que nunca, acordemonos de amdg, miremos hacia atras, acordemonos de esto y de tantos otros momentos y volvamos a mirar para adelante q el segundo cuatrimestre de la mano de sigota y lepra promete futbol..

Sigota dijo...

Compañeros

¿Quién desea quedarse en su casa los sábados por la tarde para, luego, sentirse un parásito vegetal?

¿Quién prejuzga la atención que el sistema capitalista frecuenta en nuestras vidas, sumergidas en un océano de mentiras del INDEC y la Sra?

¿Por qué decir "volver" si nunca nos fuimos? ¿Por qué hablar de jugar si nunca jugamos?

Porque Amor de Gorda, vuelve a las canchas.

Con Sigota y Lepra, la verdad, es una sola.

Salvador dijo...

Obviamente no leí todo el radiorelato . Me pareció un suicidio mental, y con al spocas neuronas vivas que me dejan Foucault y Leahey en la universidad, prefiero guardar la compostura.
Debo aceptar que amor de gorda es de esas páginas eclécticas y excentricas que no apuestan ni intentan nada, pero que les resulta todo.


Chicos son un mal necesario, desde su nombre en burla a esa asquerosa frase que a los ignacianos nos meten por donde nos cabe desde chicos, hasta ese sentido tácito de la vida que se vibra en el fútbol.

Un saludo!
Disculpen el abismo de tiempo que dejé pasar entre un comentario y otro, pero es que la internet sabe que estoy haciendo un comentario internacional y me cobra a fin de mes.

Nicolai!

Pantufla recomienda leer Amor de Gorda ebrio.
Si tomaste, no manejes, lee Amor de Gorda